¿No tienes tiempo para hacer compras y mucho menos lo tienes para preparar una cena completa? Se dice que saber comprar y ensamblar alimentos preparados de una manera atractiva es una habilidad invaluable.

¡Pero no hay que darse mala vida! Sencillamente puedes seguir las aproximaciones italianas que sugieren servir una variedad de quesos, carnes, aceitunas y vegetales en una misma bandeja para la elaboración de un estupendo antipasto.

¿Cómo? Por ejemplo, ensamblar un antipasto italiano para algunos significa un problema de presentación,  porque primero se debe pensar acerca de los sabores y cómo contrastan los colores. El antipasto generalmente se sirve como aperitivo, pero no hay ninguna razón por la cual no puedas ofrecerlo como comida.

Por ello, te ofrecemos algunos ingredientes para una bandeja de antipasto que podrás armar y degustar junto a tus invitados:

1. Quesos: mozzarella, búfala, provolone, parmesano o de cabra, cortados en cubos o en finas rebanadas.

2. Jamón o prosciutto, finamente rebanado.

3. Atún en aceite de oliva.

4. Tomates secos en aceite de oliva.

5. Corazones de alcachofa marinados y pimientos asados.

6. Aceitunas negras y verdes.

7. Rebanadas de frutas tales como: pera madura, higos, melón y pequeños racimos de uvas.

Además podrás añadirle panes saborizados, barrigas de pan y pizzetas. Eso sí,
no olvides un buen vino tinto para acompañar.