aplicación
Foto referencial

Los smartphones cada vez son más potentes y versátiles, por lo que las exigencias de la batería son cada vez mayores.

De hecho, usualmente las baterías de los móviles a duras penas llegan al final de la jornada sin necesidad de conectarlos en algún momento al enchufe. Esta situación se agrava más en los viajes, porque podemos pasar horas muertas sin poder cargar el móvil.

Por fortuna, en el mercado existe una amplia y variada gama de baterías portátiles que además pueden contar con funciones adicionales. Según el diario El País, estas son algunas opciones:

Funda con cargador

Esta solución puede pasar por una funda con cargador incorporado, y en este terreno el fabricante Mophie ofrece toda una gama de accesorios con los que además de proteger el dispositivo, se consigue estirar notablemente la duración de la batería.

Los que tengan un iPhone se encontrarán con que algunos modelos incluyen la carga inalámbrica (comprando un cargador aparte).

El funcionamiento es sencillo: estas fundas cuentan con un conector propio que al enchufarse a la red eléctrica cargan en primer lugar el móvil para luego proceder con la batería incorporada en la funda. Así, cuando se acabe la batería del smartphone, pulsando un botón se recargan (en torno a un 65%) la batería del móvil.

Power Banks

Son la solución más socorrida en caso de apuro y de gran utilidad. Se trata de baterías portátiles que se cargan en casa antes de salir de viaje y que ayudan a recargar tanto el celular como la tableta, en función de su capacidad.

Este tipo de baterías se han abaratado enormemente con el paso de los años y ahora se pueden encontrar multitud de opciones.

Entre los más vendidos en Amazon, están el Poweradd Pilot 2GS, una batería que permite cargar el Samsung Galaxy S6 más de tres veces o un iPad Air en dos ocasiones; según los datos que proporciona el fabricante.

Cargadores mini

Los Power Banks suelen ser grandes y bastante pesados, dependiendo de su capacidad, pero los que necesiten llevar algo realmente compacto para poder estirar la jornada sin quedarse desconectados, existen soluciones de bolsillo.

Estos cargadores con forma cilíndrica y mucho menor tamaño, nos pueden sacar de un apuro en un momento dado con esa carga extra al finalizar la jornada.

El Poweradd Slim 2 ofrece 5.000 mAh de capacidad de batería, lo que permite, según el fabricante, cargar por completo un iPhone 6s.

Cargadores a pilas

En un imprevisto o un viaje que no habíamos programado nos puede suceder que no nos haya dado tiempo a cargar las baterías portátiles. Por fortuna, esta situación está también prevista dentro del amplio abanico de las soluciones de carga en el mercado gracias a un cargador portátil que se alimenta de pilas.

En Amazon hay un cargador de estas características que por poco dinero permite exprimir la energía de pilas AA convencionales.