moscu
Moscú. Foto referencial

El centro de Moscú ha sido invadido por un fuerte olor a huevos podridos. Según reseña la agencia EFE, el desagradable olor es producido por una contaminación del aire con ácido sulfhídrico.

Los malos olores en Moscú ya habían sido denunciados a principios de este mes por los habitantes de los barrios orientales.

La Inspectoría de Medio Ambiente de Rusia ya tomó cartas en el asunto y adelanta una investigación.

Lea también: Un ciclista británico dio la vuelta al mundo en 78 días

Por culpa de los vertederos

Según un informe preliminar, publicado este miércoles 20 de septiembre, los inspectores señalan a varios vertederos en la periferia de Moscú como los responsables de la contaminación del aire.

“La contaminación está formada por componentes relacionados con el tratamiento de los residuos orgánicos; el almacenamiento y producción de derivados del petróleo y el funcionamiento de depuradoras”. Así lo indica el informe, publicado por la agencia Tass.

Las autoridades rusas investigan la actividad de tres grandes vertederos en los suburbios de Moscú. Uno de ellos fue cerrado en junio por orden del presidente ruso, Vladímir Putin. También investigan las depuradoras situadas al este de la capital rusa.

Los malos olores y la contaminación del aire con ácido sulfhídrico son habituales en los barrios del este y sureste de Moscú, rodeados por grandes zonas industriales, incluida una enorme fábrica de derivados del petróleo.

Con información de EFE/ La Patilla