Chipo
Chipo. Foto referencial

Más de cuatro tipos de chipos diferentes han llegado a encontrar los habitantes de Macuto y Caraballeda en los alrededores de sus viviendas.

Así lo contó para La Verdad, Tamara Farías, vecina del sector Macundamar en Tanaguarena.

“Pedimos a las autoridades de la Dirección Ambiental de Salud que acudan a la comunidad para que evalúen el ambiente; y eviten la propagación de más chipos. Desconocemos si están o no infectados con el parásito que genera el mal de chagas. Pero estamos preocupados”.

Lea también: Varguenses sufren por escasez de antibióticos

Piden capturarlos

Según informa el medio local, la semana pasada, el epidemiólogo regional, Julio Pacheco, recomendó a la población capturar los chipos. Deben conservarlos en frascos de vidrio con ventilación y un algodón con agua. Y luego, trasladarlos vivos a la Dirección de Salud Ambiental, ubicada en el final de la Avenida El Ejército en Catia La Mar.