Detox
Foto referencial

Tras la comilona decembrina, suele pensarse en un Detox como solución. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque las dietas depurativas pueden resultar peligrosas.

Usualmente, una dieta depurativa se basa en líquidos. Jugos, batidos, sopas, smoothies, son la base principal de este tipo de alimentación.

Sin embargo, este tipo de dietas, debería realizarse bajo supervisión médica, porque no todas las personas están preparadas para ellas.

Lea también: Ricky Martin se casó con su novio Jwan Yosef

Para tener en cuenta

Como lo indica la revista Fucsia, aunque este tipo de limpiezas sí pueden realizarse para purgar el sistema digestivo, las llamadas “dietas detox” son recursos estrictos en las cuales grupos enteros de alimentos suelen ser eliminados.

Además duran más tiempo de lo recomendado. Una dieta depurativa no debe prolongarse más de 5 días. Y ello siendo planificadas por un médico especialista y supervisadas.

Por su carácter restrictivo, las dietas detox pueden ponernos en riesgo de sufrir carencias nutritivas; que a la larga implicaría efectos que van desde la caída del pelo, el deterioro de la piel y las uñas; hasta ansiedad, cansancio, apatía, náuseas o dolores de cabeza.

Asimismo si no están bien planificadas por un experto pueden acabar ocasionando un consumo excesivo de agua/líquido en tu organismo, causando un desequilibrio de los electrolitos como el sodio, resultando en un verdadero peligro, ya que la hiponatremia por dilución – o exceso de agua – puede provocar graves daños mentales e incluso la muerte.

Así que, si crees que necesitas perder los kilos extras de diciembre o simplemente limpiar tu organismo, lo mejor es que optes por comer frutas, vegetales, proteínas bajas en grasas asadas o cocidas (no fritas) y elimines los excesos.

Con información de Revista Fucsia